jueves, 1 de marzo de 2012

Nellys, mis amigos también son diferentes

Hay quienes llaman "amigos" a todos los que los rodean.
Yo no. Una palabra como "amigo" es un título que se gana
con el esfuerzo de la solidaridad, de la capacidad de dar
y de escuchar.
Quizás algunos piensen que no tengo muchos amigos.
Es probable que sea cierto. Prefiero tener pocos, pero buenos, muy buenos.
Mis amigos son verdaderamente diferentes.
Los he encontrado a lo largo de la vida
en muy distintos lugares de la infancia, de la juventud,
de la alegría y de las dificultades.
Sé que son mis amigos porque la vida nos ha puesto a prueba
y hemos podido demostrar realmente que estamos unidos
por algo único.
Mis amigos son distintos y quizás no hagamos una fiesta
todos los días, pero se que cuento con ellos y que no se ocultarán
si los necesito.
Quizás no usen corbatas, ni zapatos de tacón, quizás no sepan
qué cubiertos tomar en una cena de lujo, pero están allí,
siempre listos para brindarme la magia de su compañía.
Es probable que se aburran y bostecen en algunos lugares de moda,
pero jamás mostrarán desinterés cuando escuchen
mis problemas (yo también escucharé siempre atentamente los suyos).
Mis amigos y mis amigas son muy diferentes
y quizás no sepan muchas cosas, pero saben que los quiero
y que son especiales para mí.
Tal vez algunos son un poco locos, capaces de mojarse descalzos
bajo la lluvia o de adoptar un cachorro callejero sin hacerle preguntas,
pero precisamente por eso son auténticos
y verdaderamente diferentes:
por eso los quiero, por eso son mis amigos y por eso nos buscamos constantemente.

Gracias a todos mis amigos, los de siempre, los de antes, los de ahora y los que lleguen a mi vida.

3 comentarios:

Bonnie. dijo...

:)

Bonnie. dijo...

Macarena, Macarena, que ahora soy Bonnie, no Belén jajaja

Ruben dijo...

?¿?Y qué se puede decir ante esto?¿?


Gracias, no se me ocurre nada más.


+11